Y el libro se fué de casa

hojeadas :1596

Como les contaba ayer, hoy se realizo la décima liberación masiva de libros. Lo que sigue intenta ser el relato de mi experiencia liberando un libro en las calles de Buenos Aires.Enterado de la actividad y luego de haberla compartido con amigos y alegres desconocidos me dispuse a la tarea de buscar el libro a libe, tarea, dicho sea de paso, nada fácil. El primer obstáculo a sortear fue mi adicción a las dedicatorias, echo que claramente acotaba los posibles libros a liberar. No se ustedes, mas yo no veo para nada fácil el desprenderme de un libro que me ha sido dedicado.
Cuestión que luego de mirar por largo rato la biblioteca me encontré con Poemas de otros, del querido Mario Benedetti, y luego de leerlo un rato, de pasear(me) por algunas de las paginas que tenía marcadas con pedacitos de papel, decidí que definitivamente ese era el libro a soltar. Luego de escribir la carta al nuevo lector que se juntara con él lo guarde en la mochila listo para soltarlo.

Decidir donde dejarlo no fue tarea fácil, pensé en varios lugares y todos me parecían interesantes y tentadores, mas no me terminaban de convencer, así que me dispuse a caminar y ver si alguno de los puntos por los que pasaría en mi día me daba la solución.  Finalmente me tentó el monumento que esta en florida y diagonal y allí lo solté, alejándome lo suficiente como para no alterar la escena y garantizarme la posibilidad de ver el encuentro del libro con su nuevo lector. El encuentro, para mi suerte, ocurrió pocos minutos mas tarde, y fue re lindo ver la secuencia de ese encuentro. Entre las muchas personas que pasaban por la calle, uno giro la vista, como buscando confirmar lo que había visto, detuvo por un instante su camino, se acerco al libro para levantarlo, lo miro, acomodo otros papeles y siguió su camino con el libro bien aferrado a su mano.

Alegría inmensa de haber participado de este acto colectivo de liberación cultural.

4 pensamientos en “Y el libro se fué de casa”

  1. Ey que lindo Vlad, satisfactoria experiencia ver como uno de nuestros compañeros de viaje es adoptado por otro interesado a experimentar las imágenes que estos nos brindó, muy bueno, te felicito de haber tenido en cierta forma el valor para soltarlo.

    Va como piña or a los botes: Thumb up 0 Thumb down 0

    1. la verdad que si, es una acción linda linda, hace unos años había soltado libros en ocasiones similares y la verdad vale mucho mas que la pena

      Va como piña or a los botes: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. yo la verdad que leí varios libros, pero propios tengo muy pocos, los puedo contar con los dedos de una mano.. ya tendré mi colección y seguro que sufriré a la hora de despegarme de uno, pero he recomendado libros y me ha gustado mucho que mis recomendaciones fueran certeras…

    esperare entonces a que engorde mi biblioteca para poder liberar libros, un saludo vlad, muy buenas tus notas ;)

    Va como piña or a los botes: Thumb up 0 Thumb down 0

    1. Don Sapo, un placer leerlo de visita por estas latitudes! y si, eso suele pasar, muchos de los libros que he leído me los han prestado, algunos pocos los he encontrado en bibliotecas públicas y muchos en la de mi madre ;-)
      mas allá de cuantos vivan en nuestras bibliotecas lo que si es claro es que los libros son algo maravilloso, y si, seguro que desprenderse es todo un tema, pero un tema lindo. Creo que uno de los libros que mas regale ha sido el de los abrazos.
      gracias por la visita y me alegro le haya gustado el contenido
      abrazo

      Va como piña or a los botes: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>