Recordemos, el banco no es tu amigo

hojeadas :1107

En estas semanas, por diversos motivos, me he visto invirtiendo demasiadas horas en “charlar” con los dos bancos asociados a mi economía. Por un lado recientemente mi empleador me abrió una cuenta en el banco supervielle y por mas intentos que realice hasta ahora, luego de prácticamente un mes, si bien puedo utilizar mi tarjeta de débito para realizar compras no me es posible utilizarla en cajeros para extraer dinero o generar las claves de home banking. Con cada trabajador del banco que hablo se repite mas o menos la misma situación, me explican que he de hablar con un sector x que ellos son los encargados de reactivar las tarjetas, para luego terminar en que como mi tarjeta tiene una activación pendiente sin autorizar por la sucursal z ellos no pueden hacer nada, que me quede tranquilo que de un momento a otro se comunicarán para solucionar el tema.

Con el banco dos la situación es un poco mas complicada, resulta ser que mi tarjeta de débito se malogro, ante lo cual como seguramente han echo ustedes solicite la reposición de la misma bajo el concepto de deterioro (tema aparte es lograr dilucidar porque cuando te roban o perdes la tarjeta la reposición tiene cargo y cuando se deteriora te la reponen gratis), días mas tarde, y sin novedades de la tarjeta, vi que el banco francés  se había cobrado por la operación. Luego de esperar prudentemente unos días y sin la tarjeta en mis manos o un aviso de que habían pasado a entregarla y yo no me encontraba en el domicilio me ocupe de preguntarle al banco. Mi pesquisa careció de éxito y recién hoy logre que la famosa tarjeta se encamine a la sucursal del banco cercana a mi trabajo.

Un detalle para nada menor es que el banco frances disparo un procedimiento “estandart” sobre la tarjeta que nunca había entregado, motivo por el cual al no habilitarla se me bloqueo el uso del servicio de pago mis cuentas y de transferencias bancarias. No se ustedes, pero a mi entender poner un operador lógico del tipo if cliente firma recepción then comienza validación no era algo tan complejo y de seguro le evita al cliente un importante dolor de huevos.

 

Un pensamiento sobre “Recordemos, el banco no es tu amigo”

  1. Una anécdota curiosa que tengo que contaros es que yo tengo un grupo de amigos donde dos de ellos trabajaban en bancos. Les pedí consejo para contratar una hipoteca y me remitieron a otras personas de sus entidades porque ellos decían no saber de hipotecas. ¿Acaso cuando se entra en una sucursal nadie de los empleados sabe NADA de hipotecas? No digo que cualquiera sepa todos los tipos de hipoteca existentes pero algo sabrán sobre todo cuando son gente de cuarenta y tantos y llevan muchos años en la banca. Me imaginé que como son amigos de la calle no quieren estropear esa relación convirtiéndose en “amigos bancarios” y al final me lo reconocieron.

    Va como piña or a los botes: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>