La pobreza no se resuelve por pedazos

hojeadas :700

Los dos jóvenes muertos en Villa Soldati y la salvaje represión policial transmitida en directo nos interpelan a todos con la fuerza de muertes evitables, de injusticia reparable, que toda la sociedad política debió haber evitado.

Describamos el escenario, para quienes no lo conocen.

Se otorgó a la Fundación Madres de Plaza de Mayo una serie de terrenos que formaban parte de la antigua quema de basura de Buenos Aires, para que construyera allí barrios autogestionados, a ocupar por quienes los construyeran. Son varios centenares de casas.

En un radio de no más de 2 kilómetros de ese lugar hay varias villas de emergencia de décadas de presencia. En particular, hay una villa que es lindera de un depósito judicial de automóviles abandonados que ocupa 9 hectáreas – si, 9 hectáreas – donde juegan los chicos de la villa contaminándose día a día con plomo y otros metales pesados. Se han hecho infinidad de análisis de suelo y de la sangre de habitantes de la villa. Se ha prometido erradicar ese depósito, descontaminar el suelo – hasta donde se pueda – y construir encima para la gente de la villa. Nunca se movió ni un solo auto.

A pocos metros, hay una gigantesca playa de estacionamiento del parque de la ciudad, que no se usa para nada y también se podría usar como lugar para construir. Tampoco se hizo nada.

En definitiva: más de 20000 personas están con la ñata contra el vidrio mirando crecer algunos centenares de casas, que serán para pobres como ellos, pero sin tener la menor idea de cuando alguien hará algo por ellos más que envenenarles el agua y el aire.

No resultaba dificil pronosticar que en algún momento pasaría lo que pasó ayer.

Las muertes, los heridos, la desesperanza cae sobre las conciencias de los irresponsables que gobiernan la ciudad de Buenos Aires, pero en cascada, caen también sobre todos los que hemos mirado avanzar esto sin alertar, sin gritar, sin explicar un futuro anunciado. La Fundación Madres, con toda su generosa actitud, no debió llevar adelante ese emprendimiento sin estar seguros que había un programa, de corto o de mediano plazo, pero seguro, para todos los demás involucrados. Así cada uno de los que nos interesamos por la política.

Hoy somos todos responsables de creer que la pobreza se resuelve por pedazos. No solo la banda de Macri, que por supuesto cree que la solución es pegar y pegar o mandar a la gente de vuelta su país de origen, para que al menos no veamos cuando se mueran de hambre.

Esta nota de Enrique Martinez publicada en facebook se reproduce con su autorización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>