Archivos de la categoría Uncategorized

Cosas que sin haberte dicho ya sabias

hojeadas :458

Dias pasados me impresione con la capacidad de entrega a futuro que pueden generarnos
ciertos acontecimientos. mientras lo sigo masticando viene a mi memoria un comentario que me
prestaron hoy : « – yo: ¿Que te apasiona? – Prestador de comentario: me apasiona la mirada de una
mina. – yo: ¿de una en particular? – Prestador de comentario:No, simplemente de repente te miran
de una determinada forma y eso, eso es apasionante (…) » Y si, la verdad que es algo
movilizador, fuerte, que deja marca y mas de una vez es el inicio de esa entrega a futuro, de ese
querer darse a quien quizas aun no se anoticio de nuestras ganas de compartirnosle, de conocerle
desde otros angulos, de olerlo, de saber como sabe su piel transpirada, y otras tantas cosas mas.
Cuantas veces las ganas han vencido a la cautela y uno no ha podido evitar ir dejando cada vez
mas marcas, mas señaladores para ver si lograba que se entere de cuantas ganas habia de
entregarsele servido en bandeja.

Extraña pareja

hojeadas :407

Desde hace unos dias en mi equipo vinculante con el mundo de la net ciertas cosas andan
como un poco mal, o no tan bien como uno desearia. Hoy alertado por una amigo de un bug
conocido[[al menos lo era para el]]que tenia cierta vinculacion con ese don que tiene cierta
relacion con la aparicion del sonido en el equipo, para los amigos esound, y el gnome.
Momentaneamente la cosa parecia tener vistas de solucion, lo que por lo general es indicador de
su opuesto por, y algunas cosas congeladas pasaron o retomaron a su actividad sin tilde ni nada
parecido. Pero si, fue momentaneo, momentos mas tarde supe descubrir, tardiamente, que entre el
esound y el la parte de manejo de escritorio del gnome habia un vinculo que superaba con creces
mi capacidad de separarlos, fue asi qeu al remover uno no pude optar por la permanencia del otro.

carlitos y los 80

hojeadas :396

Esto, que a algunso puede parecerle poca cosa o un tema de no preocupacion a mi me da una
tranquilidad con mezcla de felicidad. Este tipo de cosas son las que una vez mas me recuerdan lo
cercano que nos es Mister jones[[He is a jungleman, he is a mean motherfucker with a dick in his
hand. Mr. Jones abrió la puerta Vio a su madre recién muerta Y la sangre en el chaleco se limpió
Guardó a su madre en el ropero Le puso mas leña al fuego El invierno muy crudo se avecinó Llamó a
su esposa y le dijo: "Mamá está muerta en el ropero" "Por supuesto, si yo la asesiné Ella puso
mal la mesa Le hundí un hacha en la cabeza Y la sangre el tapizado me manchó" (¡Ay, que pena,
nena!) Y Mr. Jones trabajaba Y su esposa asesinaba Y los chicos correteaban por ahí Se comían los
pajaritos Los perros y los gatitos Y otros bichos que vagaban por ahí Y llegó la policía Con un
carro y dos tranvías Para toda la familia encarcelar Yo no sé por qué el sargento Me llevó al
destacamento Si somos una familia muy normal Mr. Jones, o pequeña semblanza de una familia tipo
americana Sui Generis ]], son esas pequeñas cosas que nos hacen aveces generar caos para cosas
mas o menos faciles.

conociendo el recorrido del 135

hojeadas :673

Ayer noche pase de la alegría por la supuesta rápida llegada a destino a saberme en las
cercanías de Ciudadela norte a las 00 y monedas sin mas solución de continuidad que esperar el
cole de vuelta. Para mayor cuelgue el mister colectivero que me rescato fue el mismo que me
condujo a la situación inmediatamente anterior, osea de conductor necesario para mi ocasional
perdida geográfica. Justo días antes charlábamos con un amigo de la capacidad casi innata de
dejarse perder, eso que permite encarar la caminata en sentido sur con toda la seguridad de la
que somos capaces para unas cuantas cuadras mas enterarnos que la cosa no era para ese punto
cardinal, cosa que en algunos momentos puede llegar a ser divertida y hasta saludable pero en
otros puede traer complicaciones. Ante esta realidad siempre es lindo contar con gente cercana
que pueda tomar estos cambios aleatorios de recorrido con tierna y alegre complicidad.

Relojes

hojeadas :616

Un fama tenía un reloj de pared y todas las semanas le daba cuerda CON GRAN CUIDADO. Pasó
un cronopio y al verlo se puso a reír, fue a su casa e inventó el reloj-alcachofa o alcaucil, que
de una y otra manera puede y debe decirse. El reloj alcaucil de este cronopio es un alcaucil de
la gran especie, sujeto por el tallo a un agujero de la pared. Las innumerables hojas del
alcaucil marcan la hora presente y además todas las horas, de modo que el cronopio no hace más
que sacarle una hoja y ya sabe una hora. Como las va sacando de izquierda a derecha, siempre la
hoja da la hora justa, y cada día el cronopio empieza a sacar una nueva vuelta de hojas. Al
llegar al corazón el tiempo no puede ya medirse, y en la infinita rosa violeta del centro el
cronopio encuentra un gran contento, entonces se la come con aceite, vinagre y sal, y pone otro
reloj en el agujero. { [Cortázar, Julio->http://es.wikipedia.org/wiki/Julio_Cort%C3%A1zar];
Historias de cronopios y de famas, Buenos Aires, Sudamericana, 1994 }

Ultima estacion, esperanza

hojeadas :452

Parafraseando al manu usare el titulo de uno de sus laburos, por cierto que muy guay, para
decir eso que he dicho que ya viene siendo hora de encarar con mas tranquilidad nuevas cosas y
poder dejar atras y bien la ultima gran estación donde uno ha estado gratamente detenido haciendo
ese recorrido que viene siendo la vida de uno y obvio de los que lo van acompañando, con quienes
uno construye y porque no aveces destruye. Dias pasados me encontraba frente a frente con el
temido papel en blanco y poco a poco los caracteres fueron escapando de mi mano para ir dibujando
algunas frases en el papel, de ellas hoy comparto este rejunte: Te recuerdo en cada momento es
harto dificil dar con cosas que no te mencionen Claro esta que las hay pesadas tanto como de las
que no pero estan y si bien aveces acarician mayormente duelen sueño con poder hacerlas a un
lado, con poder dejarlas a tiro para poder llamarlas cuando quiera sentirme entre ellas y no
dejar sus apariciones libradas a sus ganas suelo ver el reflejo de tu cara en otras cual si me
miraras sin mirarme ……