Archivos de la categoría cotidianos

La Nación teléfono del INADI

hojeadas :593

En clara defensa de intereses de clase el diario La Nación trata de mostrar como un problema una ampliación de derechos.
Hoy, tanto en su edición impresa como en la versión web del diario La Nación toma el proyecto de ley que modifica el régimen laboral de los y las trabajadores domésticos editorializando en su contra por una supuesta suba en los costos de las familias. Sigue leyendo

Mirando pasar el tren de otros

hojeadas :2050

Buscando lugares nuevos y cultivando el placer de salir por unas horas de la ciudad de la furia me dispuse a viajar a Jeppener, mis datos al momento de planificar el viaje no pasaban del nombre del lugar. Ante tan clara evidencia de mis magros conocimientos en geografía y con la certeza de que en ese pueblo había una historia a conocer, abrí mi notebook y me dispuse a indagar sobre esta localidad. Sigue leyendo

El beso y la semantica

hojeadas :955

En tiempos donde transitamos tanto y tan frecuentemente la comunicación por vías no orales es cuando se ven mas claras las formas semánticas de los afectos, sera por esta razon que desde hace ya un tiempo considerable la forma de saludar(nos) o mejor dicho de despedirnos me ha generado una suerte de duda semántica. No pocas veces al momento de despedirme de mi interlocutor electrónico la duda se instala en mi, es allí donde zosobro entre el usar un escueto “saludos” o quizás un mas cercano “besos”, claramente si ese cierre va con un cálido y cercano “abrazos” la duda jamas estuvo presente.

Mas regresemos al uso de la palabra beso, no se a ustedes, mas a mi en algunas ocasiones se me dificulta el decodificar claramente la cercanía denotada por el emisor, y me suelo quedar pensativo sobre su estado, sobre lo que quiso transmitirme en ese saludo. Que es mas cercano e intimo, beso o besos? De esta surte de clasificación quedan excluidos los saludos labiales de seres sobre los cuales carecemos de dudas acerca del vinculo que valga la redundancia nos vinculan.

Dejo la duda rebotar inquieta, la puerta abierta a ideas, comentarios y porque no teorías que reformulen la antes planteado.

Chau Mafalda

hojeadas :457

Allá lejos en alguna tarde entre Julio y Agosto supimos conocernos en la esquina de Niceto y Serrano, en las tierras de palermo Rucula. Por esas épocas yo trabajaba a unas cuadras de allí y mientras esperaba el 168 la tipa se acerco, se dejo acariciar y comenzamos nuestra charla, al principio como que me midió, quizás buscando saber si definitivamente era una buena elección venirse a compartir junto a mi, ver si sumarme a su vida valdría la pena.

Recuerdo que pare un taxi y me arriesgue a llevarla a upa y no perecer en un mar de garras nerviosas por el viaje, y definitivamente fue una buena elección, la tipa se acurruco y caricias mediantes el auto se lleno de su ronronear. Al poco tiempo de compartir casa comenzamos a darnos cuenta que tanta tranquilidad y una cierta tendencia al engorde no podían ser resultado de otra cosa que no fuera la gesta de tres hermosos gatitos que nacerían en las vísperas de la noche de los museos y que revolucionarían un tanto la ya caótica casa de castelli.

Cuando nos regresamos para el glorioso barrio de Flores, Mafi casi que mientras reconocía su nueva casa y barrio avanzaba en el conocimiento de los gatos del mismo, para pocos días mas tarde comenzar su segundo embarazo en nuestras vidas. Fue así que para finales del 09 la casa nuevamente se lleno de caos con sus tres gatitos. He de decirles que agradecí que en esta oportunidad la casa fuera mas grande y pudiéramos dividirnos mejor el territorio de cada cual.

Que decirles de esta grositud de gata, gata a la que muchos han conocido, ya sea por haber jugado y charlado con ella, por leerla en el blog o escuchar la verbalización de sus andanzas.

Todas estas palabras para compartir la inmensa alegría de haberla conocido y la tristeza que aún perdura en la casa desde que el pasado viernes algún accidente callejero la matara. Abrir la puerta de casa y verla allí acostada me lleno de tristeza, la pobre uso sus ultimas fuerzas para regresar a morir en su casa.

Ahora andamos con Catalina aprendiendo a llenar la casa con otros ruidos y no ver en cada rincón la ausencia de la Mafi.

Transitando

hojeadas :404

Desde la ultima entrada, articulo, post o conjunto de caracteres a este he vivido o transitado unas cuantas y variadas cosas, he viajado, compartí vivencias nuevas, conocí muchos fuegos de Negua, en casa han vivido tres gatos nuevos, un amigo y varias fiestas. Pasaron mujeres que lograron cautivar-me y de seguro alguna que haya quedado cautivada por mi, mas allá de que esto haya sido notado por mi, mucho mas haya de la decisión que haya tomado.

En estos tiempos también he tenido la suerte de profundizar en eso del conocimiento interior, de vivir un poco mas internamente las cosas. Caminar con otros tiempos internos, practicar el delicado arte de saber poner las imágenes en pausa y intentar ver los matices, tentar en cada nueva pasada ver los colores y pasar de los grises.

El último mazo no resulto todo lo auspicioso que aparentaba ser, lejos de la tristeza busco un nuevo mazo sin cartas marcadas para disponerme al juego de los claroscuros.

consume hasta morir

hojeadas :475

En la búsqueda de uno de esos lugares donde se pueden pagar las nunca simpáticas facturas que nuestros proveedores suelen enviarnos, entre en uno de los locales de la cadena C&A del barrio invasivamente comercial de once y he de decirles que quede impactado por la estética del consumo.

Al entrar al local mire y mire mas no veía por lugar alguno el sector de cajas, cuando la actitud autogestiva ya estaba cercana a la nada opte por preguntarle a uno de los trabajadores del local si allí efectivamente se podían pagar las facturas, ante lo cual me indico un lugar perdido en el fondo del local hacia el cual me encamine y tras pasar una abertura di con la linea de cajas.

Realmente me impacto como el lugar esta armado para que las cajas no se vean, para dar la ilusión de que allí no se gasta, que no importa la plata, solo importa la ropa, los celulares y algún que otro elemento que claramente podremos comprar, preferentemente usando la tarjeta de compras de la cadena en cuestión.

Ya de nuevo en la calle para no perder la sensación poco feliz me vi invadido por camisas negras repartiendo papeles amarillos….

El viejito de las tarejetas

hojeadas :654

Dentro del cotidiano salvaje de castelli (Calle que tiene como propiedades el estar en el barrio de Balvanera o Once como le decimos casi todos, cambiar tres veces de sentido y contener, por así decirlo al edificio donde vivo) he logrado ir conociendo a sus habitantes diurnos y de esa forma quizás buscar un rescate desde el vinculo con ellos que en definitiva son quienes curten la calle y le dan vida. Sigue leyendo

Aglutinados por el relleno

hojeadas :824

Si señores, ayer fuimos participes de una concentración espontánea, o casi, hacia la mesa donde descansaba el relleno de las empanadas para abocarnos a la tarea del llenado y posterior repulgue de las mismas, claro que en el camino no nos falto charla, algún recreo para practicar smoking ni menos que menos algo de etílico para alegrarnos mas.

Bueno mas allá de lo divertido de haber participado colectivamente del armado de la etapa final de las empanadas, también compartir que fue una de esas reuniones a las cuales uno va para con ganas de conocerse y ver a como hacer las cosas y de repente te terminas de dar cuenta de que ya casi que te conocías y la cosa va…….

en fin un lindo encuentro entre compañeros y compañeras cálidamente acompañado por unas deliciosas empanadas y algunos enviados del dios Vaco