El mal absoluto

hojeadas :514

Por Osvaldo Soriano

Soriano en Bruselas, viendo por televisión un bigote marcial que le demostraba que ya no tenía país, que no habría vuelta por muchos años. Era el 24 de marzo de 1976 y comenzaba una nueva ruta para el escritor, una que compartiría “con miles de otros mejores que yo” y que el régimen llamaría la “campaña antiargentina en el exterior”. Al cumplirse 20 años del golpe, Soriano recordó en Página/12 un día negro de su vida. Sigue leyendo

Rutas

hojeadas :682

Venía yo a ciento cuarenta y a la salida de una curva me tropiezo con toda la policía cerrándome la ruta. Hago un rebaje, freno sobre la banquina y busco los documentos del auto.

-Exceso de velocidad -me dice el vigilante tocándose la gorra.

- ¿Mucho?

-Depende. ¿Haría la gauchada de llevar a un oficial hasta La Morada?

Le digo que cómo no, que encantado. Hace una seña hacia el patrullero y se acerca un tipo corpulento arrastrando los pies. Sube a mi lado pero se niega terminantemente a ponerse el cinturón de seguridad. Sigue leyendo

Agarra la tabla y surfea…

hojeadas :435

Alguna vez mire el contador de mensajes, todos cometemos errores, (sms) enviados y recibidos de mi celular y para ser sinceros me quede un tanto sorprendido de ese indicador, indicador que hoy al momento de redactar esto dice que a mi teléfono han llegado unos 3049 sms’s y del mismo adminiculo comunicacional han salido unos 4255 sms’s. Si, la cifra asusta, crean me que en su momento, cuando me asusto por primera vez era bastante menor (diría que no llegaba a los 3 dígitos), así que si piensan que mientras comparto estas lineas una parte de mi ser anda enroscada en las cantidades de mensajes están en lo cierto!

A lo anterior he de sumarle que estos últimos días sume un celular mas, con lo cual la cifra podría extenderse, mas como ya me parece un numero lo suficiente grande como para dejarlo a uno pensativo no incurriré en el error de mirar la cantidad de mensajes que dice haber enviado el nuevo celular.

Por suerte uno tiene amigos que lo ayudan y que dan consejos superadores, que nos avisan cuando estamos al borde del caos y cosas similares, ante el aluvión de sms’s una amiga me advirtió, o sugirió que ante la inminencia de una ola de mensajes tenga cuidado y lo dijo mas o menos así:

- kary: se viene otra ola de mensajes
- kary: guarda, que no te tape
- kary: eh?
- kary: agarra la tabla y surfea

yo que aveces trato de escuchar me dispuse a surfear mientras escuchaba enjoy your self de Dancing mood